Review - Mötley Crüe en México 2006

CARNIVAL OF SINS 2006


Uno de los mejores rock shows de los últimos años.
Explosiones, luces, fuego, mujeres, alcohol y mucho Rock n' Roll.
2 horas y 40 minutos fue lo que duró el Carnaval de los Pecados de Mötley Crüe.

El concierto comenzó con la animación "Disaster" donde los 4 miembros de la banda deciden hacer un tour de un solo día ante la amenaza de un asteroide que va a destruir la Tierra.
Mighty Mike, el enano del circo, y un par de sensuales trapecistas nos presentan a los Bad Boys of Rock n' Roll: The Crüe!

Con un lleno total, el recinto parecía caerse. Sin duda alguna esta ha sido la mejor entrada en boletaje para un concierto de Motley en nuestro país. Muy por encima de 1994 y 2000.

Danny y yo estuvimos en Fila Cero y cada nota nos llegaba de madrazo y pudimos disfrutar cada segundo.

Shout at the devil '97 fue la canción con la que abrieron y siguieron éxitos poderosos como 10 seconds to love y Red Hot.
Fuego, sangre y mas desmadre nos hizo brincar (literalmente) de nuestros lugares.

Mick Mars, Nikki Sixx, Vince Neil y Tommy Lee nos prendieron con clásicos como Live Wire, Don't go away mad y la balada Home sweet home (coreada de manera extraordinaria por el público).

La banda realmente se veía que disfrutaba el show e incluso pudimos ver a Mars mejorado y con mas movimiento en el escenario.

Vince traía bastante volumen y la actitud de Nikki nos dejó satisfechos al 100%. De hecho Danny terminó con su blusa totalmente roja por la "sangre" que Sixx arrojaba.

Antes de interpretar Sick love song, Tommy nos entretuvo con un solo de batería/percusiones volando de un lado a otro del Palacio de los Deportes para luego tocar Same 'ol situation y es entonces cuando disfrutamos de la -esperada por muchos y sorpresa para otros- Titty Cam!
Unas diez chicas mostraron chichis y otras tres se negaron, pero Tommy realmente nos divirtió a todos. Sobra decir que estuve muy cerca de la acción. Digamos que en las pantallas me veía a lado de una de las figuras más fantásticas de ese momento. jejeje!

El show tuvo un volumen extremadamente potente. Tal cantidad de decibeles no se escuchaban desde que Metallica se presentó en ese mismo lugar en 1993 y la pirotecnia superó a la gira Rock the Nation 2004 de Kiss.

El encore corrió a cargo de Anarchy in the UK y así cerrar uno de los conciertos con más excesos que se haya visto en el país.

Como detalle final, puedo sentirme satisfecho porque Tommy me invitó un trago, pude obtener tres plumillas y el setlist de Nikki, salimos en pantalla, muchos amigos ahí, tocaron Too Fast For Love... uff...

Motley Crue are the best... fuck the rest!
Previous
Next Post »