Review de Iron Maiden en la Ciudad de Mexico

24 de febrero. La fecha había llegado.
Después de años de espera y de meses de emoción por saber que venían, el día llegó.

18:00 horas, estacionamientos llenos, un mar de gente y la odisea de cruzar dos veces la Avenida Río Churubusco por el puente que conecta al Palacio de los Deportes con el Foro Sol.
Llegamos a la puerta 7 que nos llevaría justo frente al escenario para presenciar uno de los mejores conciertos de mi vida. O al menos uno de los que mas he disfrutado.



19:00 horas y con puntualidad inglesa sale al escenario Lauren Harris que (a mi gusto) estuvo medio chafona en las primeras dos rolas, pensé que la chica tiene mas nombre que talento, aunque al paso de las rolas comencé a sentir esa influencia de Lita Ford y Vixen. Me gusto que se escuchara al Hard Rock ochenteno que ya casi nadie hace. A penas medio le estaba agarrando el gusto cuando tuvo que bajarse para darle paso a la banda estelar.

20:00 horas. El Foro Sol lleno, la noche comenzaba, Danny en una mano y una chela en la otra, mis brothers Job Petricioli y Luis Mariano con Rocío su novia, el primo de Job y dos cuates de Luis.
Mas de 52,000 headbangers, el cielo despejado, un excelente lugar, sin apretones y de fondo se escuchaba Doctor Doctor de U.F.O. que anunciaba que la Doncella de Hierro estaba por llegar.

20:07 horas. Viene el video Intro, el ED Force One, fans alrededor del mundo y el famoso speech de Churchill. Sabemos cual rola es la primera: Aces High!

No se como se sintió la llegada de la bestia en las gradas, pero donde yo estaba el ambiente era mágico. Puro metal pulido de primera clase hacia brincar a la gente.

Y ahí estaba él. Bruce Dickinson!!
Brincando, corriendo y gritando como si el tiempo se hubiera detenido hace 20 años.

El escenario era un flashback a Powerslave / Somewhere in time que de vez en vez cambiaba su fondo para adentrarnos a la rola que tocaban en ese momento.

Al terminar Aces High, vienen los primeros acordes de 2 Minutes to Midnight y la gente enloquece, Dickinson y compañía sabían que ya el publico era de ellos.
Vino Revelations y ya quedaba entendido que el resto del show seria estupendo.

Al fondo, el escenario cambio la lona de Eddie Esfinge por la de Eddie Soldado y todos sabíamos lo que seguía: The Trooper!!
Bruce uniformado y listo para la guerra sale con una inmensa bandera británica con la que corría de un lado a otro del escenario en búsqueda de la victoria. Lo habia logrado, la armada traía a los mejores soldados: Janick Gers, Adrian Smith, Dave Murray, Steve Harris, Nicko McBrain bajo la capitanía de Bruce Dickinson.


Foto: A30_Tsitika


Vinieron los gritos y ovaciones para la banda y el vocalista sabia que habían reconquistado el terreno perdido cuando recordó que la ultima visita que tuvieron a la Ciudad de México no fue muy exitosa y que a penas llegaron casi 15,000 personas, pero que ahora, a mas de seis años, éramos mas de 50,000 personas en el lugar.
Se dio cuenta que todo este tiempo no fue tiempo desperdiciado, que no fueron Wasted Years. Una delicia de canción!


Foto: Heart of Darkness


Scream for me, Mexico City!!!

Llego el que probablemente es uno de los clásicos mas emblemáticos de la banda: The Number Of The Beast.
La gente cantaba y cantaba, yo lo disfrutaba y todavía no estábamos ni a la mitad del show.

Una pregunta se lanzo al aire: “Can I play with madness?
Bruce corriendo con sombrero charro como en aquella ocasión en que pisaron tierras aztecas por primera vez en 1992. Euforia total en el foro. Los headbangers no dejábamos de gritar y brincar. Que mas podía pedir?

Luego Bruce comenzó a filosofar acerca de la vida y de los antiguos poetas que en los jardines ingleses se maravillaban con las aves como el albatros. Se coloco su gabardina de poeta y al fondo veíamos que el escenario cambiaba la lona del fondo para mostrarnos la proa de un barco y así tocar Rime Of The Ancient Mariner.

Siguió Powerslave en donde pude darme cuenta que fue un punto bajo en el concierto, ya que mucha gente se quedaba estática y medio apendejada como si nunca hubieran escuchado la canción.
Subamos el tono de nuevo y vayamos a la siguiente rola: Heaven Can Wait.
Sabia que había un concurso donde un wey iba a subir a cantar con la banda, pero afortunadamente no hubo tal ridículo y en lugar de eso, seleccionaron a aproximadamente 20 ganadores que pudieron subir al entarimado a brincar como muppets durante no mas de un minuto y medio y luego los bajaron.
Pudimos disfrutar de esa rolota al máximo sin tener que escuchar los berridos de un fulano de tal.


Foto: El Gallo Ibérico


Corran por sus vidas, la guerra esta aquí y el enemigo se acerca! Corran! A un punto alto!! Run to The Hills!!!!
Clasicazo de clásicos. Una verdadera joya.

Scream for me one more time, Mexico City!!!

Vino mi canción favorita. No podía dejar pasar la oportunidad de correr hasta adelante y brincar junto a miles de metaleros a ritmo de una pieza maestra: Fear Of The Dark.
Sabía que no debía de faltar esa rola. A pesar de que la gira era un flashback a los primeros discos, esta nunca debe de faltar en un setlist de Maiden.
Todo el foro coreando al mismo tiempo la melodía. Con eso yo ya estaba por bien servido. Después de todo lo visto, lo demás ya eran bonus tracks.


Foto: El Gallo Ibérico


Pero…. Faltaba un elemento… EDDIE!!!
Comenzaron a tocar Iron Maiden y salió el Eddie de Somewhere in time de más de tres metros.

Gracias Mexico! Ustedes son los mejores.

ENCORE!

Moonchild fue la primera del encore y los verdaderos fans seguíamos brincoteando mientras los ñoños se apresuraban a buscar la salida.
Scream for me Mexico City!!!!!
La segunda rola de encore fue The Clairvoyant y el cierre fue majestuoso: Hallowed be thy name. Los solos gemelos de Adrian Smith y Dave Murray perfectos, Janick en una precisión impresionante, Harris con una velocidad en ambas manos que no se como puede tocar a esa velocidad sin plumilla, Nicko poderoso y Bruce espectacular.
“…Life down here is just a strange illusion... Hallowed be Thy name…”

Holy shit! Heavy Mexico estaba presente y el público termino eufórico.

La bestia se fue, la doncella desapareció, las estrellas siguen ahí, mi chica y mis amigos… la vida regresa a la normalidad, pero después de esto… ya nada es igual.

Previous
Next Post »

3 comentarios

Click here for comentarios
Symphoniker
admin
6:29 p.m. ×

Ahh..que conciertazo!! prometieron volver...ojalá y lo hagan!!

Reply
avatar
Anónimo
admin
1:37 p.m. ×

Aburrido, nada comparado a la ultima vez que vinieron, la neta me arrepiento de haber comprado boleto de 590 y pues la reseña muy exagerada.

Reply
avatar
Silvio
admin
7:51 p.m. ×

Symphoniker, entiendo tus sentimientos porque yo senti lo mismo en el 92 cuando vinieron a Buenos Aires. . Y ahora tendre la suerte en tres dias de verlos otra vez. Anonimo, vos sos un zapato y un ñoño,. . no entendes nada de musica y te pones a opinar. . . anda a escuchar cumbia nene!!!!!!!

Reply
avatar