Hoy traté de escuchar metal en español.

Trato de darle no una sino muchas oportunidades al metal latinoamericano y entiendo porqué no salen del bache.

Toda la mañana estuve escuchando bandas de metal latino y la gran cantidad tienen los mismos errores.
No quiero mencionar exactamente a los que les veo fallas porque muchos de ellos son mis cuates (o contactos de Facebook) y no se trata de herir susceptibilidades, de ofender o de sentirme el gurú como algunos por aquí sienten tener la verdad absoluta.
Pero...
Guitarristas, sus solos tienen que sonar en una escala acorde a la melodía, hay solos que suenan a notas aventadas a lo wey. Échenle coco, estudien las escalas, conozcan sus rolas. Intentan sonar a Eddie Van Halen o a Steve Vai, pero pues no. Ponen en un altar a Raúl Greñas habiendo miles que podrían darles mejor inspiración. Hasta Toño Ruiz tiene mejor técnica y no los veo endiosándolo.
Hay bajeros que no salen de tres notas en una sola cuerda como si su instrumento tuviera de adorno esas otras cuerdas. Bajistas más simplones que Gene Simmons y creen que suenan como Victor Wooten.
Bateristas que meten fills cada que termina un compás, abusos de platillos, dobles bombos donde no van... pero los peores son los que les vale madre el metrónomo cuando intentan subir o disminuir la velocidad.
Vocalistas que ladran, se sienten orcos o gruñen, neta, no es mal pedo, aprendan a cantar. Si no les sale tener una voz armónica, toquen el pandero, las maracas o el triángulo.
Y esos hijos de Huizar... quieren emular a Halford, Dickinson o Dio pero no pueden sostener una nota sin desafinar o abusar del vibrato para que no se vea que les falta mucho por estudiar.

No puede ser que en 2014 las bandas suenen a Megatón, Ramsés o Khafra de 1988.
Entiendo las carencias de hace 30 años, pero ¿hoy siguen sonando sus discos así de austeros?. No puedes sonar al Abbadon de 1987 grabado en cintas de carrete teniendo hoy estudios digitales que pulen el sonido de tus liras y tus tarolas.
Chavas, sus voces son hermosas, no la caguen tratando de sonar a Tarja Turunen o a Floor Jansen. ¿Y si intentan ser más naturales? Para llegar a los niveles de Tarja tienen que estudiar un chiiiiiingo. Y más.

Hay bandas muy chidas, pero el top no es Ágora. Aspiren a más.
En lugar de tener a Ángeles del Infierno como ejemplo, vayan detrás de Tierra Santa y de ahí para arriba, no menos.

Sus perfiles de Facebook están chidos, que bonitas poses en sus fotos, vestuarios, tattoos, los lentes de sol, etc. ¿y la música?
A todos nos gusta el glamour de las fotos, todos somos posers (la neta), pero pues de vez en cuando está chido tomarse unos cursos, seguir preparándose, talleres, componer, etc. No den por hecho de que tienen un talento nato, porque luego salen al escenario y se quedan parados como árboles sin gracia desafinando como la pájara Peggy.

Ah... y esos grupos que se pintan como pandas con caras de malotes, no mamen. Qué oso.


Previous
Next Post »