Hace 15 años falleció Randy Castillo


El mundo de la música perdió un gran talento un 26 de marzo de 2002 cuando el baterista Randy Castillo, quien fuera miembro de la banda de Ozzy Osbourne y el reemplazo de Tommy Lee en Mötley Crüe, falleció de cáncer.

Randolpho Francisco Castillo nació un 08 de diciembre de 1950 en Albuquerque, Nuevo México, y aunque creció rodeado de influencias musicales, fue hasta que vio a los Beatles tocar en el show de Ed Sullivan en 1964 cuando quiso dedicarse a esta profesión. Cuando fue adolescente, estuvo en varias bandas y a los 20 años grabó su primer disco "Mud on Mudd" con el grupo Mud y al año siguiente un disco homónimo con la misma banda.

Tuvieron que pasar nueve años para que grabara su siguiente disco y en 1980, con 30 años de edad, graba el único disco de The Offenders, el cual incluía a músicos como Randy Rand de Autograph y Glenn Sherba de Badfinger.

Al siguiente año Castillo se mudó a Los Angeles donde vivió un tiempo con Tim Pierce, guitarrista de Rick Springfield, en el edificio Montecito de Franklin Avenue en Hollywood y tocó como músico de gira con The Motels como teloneros de The Cars.
Para ese entonces, Castillo tenía suficiente experiencia, pues se encontraba en una banda llamada USSA que incluía al ex-guitarrista de Cheap Trick, Pete Comita y a Bob James, el reemplazo de Sammy Hagar como vocalista de Montrose.
Con esa carrera encima, para 1984 fue llamado para formar parte de la banda de Lita Ford que estaba planeando su segundo disco solista llamado Dancin’ on the Edge a lado del bajista Hugh McDonald (actualmente de Bon Jovi) y el tecladista Aldo Nova.
En esos días, Lita presentó a Randy con su novio Nikki Sixx y a Tommy Lee, ambos de Mötley Crüe, quienes de inmediato tuvieron buena relación y Tommy lo llamó para que fuera con Ozzy Osbourne al enterarse que el principe de las tinieblas buscaba un nuevo baterista. Randy permaneció con Ozzy durante 10 años.


Cuando Tommy Lee salió de Mötley Crüe en 1999, Castillo fue el nombre lógico que saltó para reemplazarlo, Sharon Osbourne lo llamó y entro con la banda a grabar su siguiente album New Tattoo sin necesidad de hacerle una audición.
Se esperaba que el disco fuera un hit, pues de cierta manera regresaba el grupo a su estilo después del desastre en ventas que había sido Generation Swine y los planes eran ambiciosos, pues Mötley Crüe planeaba la segunda parte de la gira Maximum Rock a lado de Megadeth y Anthrax (la primera parte fue con Scorpions).
Desafortunadamente, Castillo no disfrutó mucho del momento, pues mientras estaba tocando en el Cat Club de Hollywood con su proyecto alterno de mariachi llamado Azul, comenzó a sentirse mal y fue llevado al hospital donde los doctores detectaron una grave úlcera que necesitaba ser operada.
La banda continuó trabajando con Samantha Maloney, baterista de Hole mientras Randy se recuperaba, pero su salud empeoraba cada vez más. Finalmente fue detectado y diagnosticado el cáncer que padecía.
“There is nothing like the wave of emotion that hits you when you get told ‘You have cancer.’ Nothing can prepare you for the doom you feel inside upon hearing those words,” dijo Castillo antes de entrar a cirugía para extraer un tumor del tamaño de una lima debajo de su mandíbula.


Para mediados de 2001 el cáncer parecía ceder y planeaba reunirse con Ozzy y Geezer Butler, para algunos shows en el Ozzfest pero eso nunca sucedió.
Pocos meses después, mientras estaba en proceso creativo con Mike Inez (Alice in Chains / Ozzy Osbourne), el cáncer reapareció y terminó con su vida el 26 de marzo de 2002.

Días después, Mötley Crüe se declara en pausa, Nikki Sixx se enfocaba en Brides of Destruction, Tommy Lee al 100% con Methods of Mayhem, Vince Neil en su carrera solista y Mick Mars desde 2001 estaba desaparecido del mapa sin que ninguno de los otros supiera de la gravedad de su enfermedad ósea.

A 15 años de la muerte de Randy Castillo, hoy muchos de sus colegas y el mundo musical lo recuerdan y lo saludan.










Previous
Next Post »