Aquel viejo Rock Stock



Reforma esquina Niza. Zona Rosa.
Cuando la Zona era un lugar de bares para todos desde rock hasta electrónico pasando por foros de trova, cafés con círculos de lectura, saxofonistas callejeros, Tower Records, MixUp y ricos hot dogs.
Antes de que se llenara de arcoiris. Cuando tenía glamour. Antes de la decadencia.

Aquí pude ver en vivo a Cuca, Slaughter, Lágrima Escarlata, Coda, Santa Sabina, Radio Kaos, La Concepción de la Luna, Kenny y los Elécticos, Los Estrambóticos y un laaaargo etcétera.
Muchas veces ni conocía a las bandas, la onda era ir al antro y rockear.

Probablemente la noche que más gente vi fue el segundo show de Slaughter (14-junio-1996) y la que más vacío lo vi, seguramente fue cuando tocó una banda llamada Barrio Viejo en 1997.



Barra libre toda la noche, cervezas y alcohol sin límite, se podía fumar dentro del bar (antes de la ley de Ebrard que prohibe fumar en lugares cerrados), vi peleas, ligues y hasta me tocó ver cómo la novia del guitarrista que estaba tocando sobre el escenario estaba besándose con otro wey aprovechando que el galán estaba ocupado. ¡Jajaja!

La segunda era de Rock Stock, cuando Luis Gerardo Salas dirigía WFM y metió música electrónica en el antro, las cosas cambiaron y ya no era tan frecuente ir, hasta que desgraciadamente terminó el sueño y el legendario lugar cerró sus puertas para nunca volverlas a abrir.

Todos los que tuvimos la fortuna de pasar nuestras noches en ese lugar, no olvidaremos las palomitas, los chicharrones, los desarmadores de Smirnoff con naranja (en eventos especiales era Absolut), el rock, el escenario alto y a la salida, cuando llega la hora de los hot dogs a media madrugada, compartir a lado de los salseros que salían del Tropicoso.







Previous
Next Post »