CD Review: Arch Enemy - Will to Power

Por: Alistair Smythe


Will to Power, o sea voluntad al poder o de poder, es el título de la décima producción discográfica de Arch Enemy, un grupo sueco de death metal melódico, la cual salió a la venta el 8 de septiembre de este año a través de Century Media Records. Fue grabada en los estudios Sweetspot Satellite y Sweetspot Studio Mega y será promovida en una gira por Europa en su primera parte durante los meses de septiembre y octubre al lado de Jinjer por la parte este del continente y en la segunda durante los meses de enero y febrero de 2018 al lado de Wintersun, Tribulation y Jinjer en la parte oeste de dicho continente. Se corta la travesía porque desde finales de octubre y hasta los primeros días de diciembre realizarán una gira por Estados Unidos de América con Trivium.

Proceso creativo y producción

1. El nombre de la placa puede interpretarse como una referencia a lo que motiva al super hombre  de Nietzsche a trascender y perfeccionarse al autosuperarse a través de la adquisición y ejercicio de un poder creativo o a la tendencia o deseo consciente o inconsciente de ejercer el poder sobre otros.

2. La portada del disco fue diseñada por Alex Reisfar y expresa la opinión del grupo respecto a lo peligrosa que resulta la ambición humana como un arma de doble filo al ser algo creativo y hermoso, pero a la vez oscuro y poderoso. Los cráneos del lobo, el vampiro, el murciélago y el ser humano que representan una determinación o voluntad casi depredadora respecto al poder recorridos y atravesados desde la boca y hacia la garganta por la serpiente que representa la ambición reflejan como cada uno fue devorado por este aspecto.

3. En ella debuta en la guitarra Jeff Loomis, ex-miembro de la banda sueca de metal progresivo Nevermore quien ingresó a la agrupación en noviembre de 2014. Él escribió canciones para la compilación pero estas no fueron seleccionadas porque Michael Amott, guitarrista y fundador de la agrupación, explicó a los medios que tras su análisis del contenido consideró que tenían el toque que Loomis imprime usualmente al material de Nevermore más que el contexto que requiere Arch Enemy mientras que Loomis al ser cuestionado por la prensa al respecto consideró que el proyecto es una creación en su totalidad de Amott por lo cual su intervención en esta parte del proceso tiene que ser solo como una colaboración a nivel de coautoría si es que encaja con lo que pretende Amott.

4. Es el segundo disco que graban con Alissa White-Gluz como vocalista quien salió de la banda The Agonist desde la partida de Angela Gossow. Alissa escribió la mitad de las canciones para el mismo colaborando en una de ellas con Michael Amott mientras que el resto las escribió por su cuenta el propio Amott.

5. Este material discográfico fue producido por Michael Amott y Daniel Erlandsson el baterista de la banda con quien compuso en colaboración la música.

6. Esta obra fue mezclada y remasterizada por Jens Bogren quien ha trabajado antes con Opeth, At The Gates y Dimmu Borgir.

7. Esta placa de larga duración cuenta con las colaboraciones de Christopher Amott, ex-miembro de Arch Enemy en la guitarra en el corte “Reason To Believe”, Jens Johansson de Stratovarius en el teclado en “The World Is Yours”, “Saturnine” y “Dream Of Retribution”, Henrik Janson junto con Ulf Janson en “A Fight I Must Win” y el conjunto Stockholm Session Strings en los arreglos de cuerdas que aparecen en cada corte.


Contenido de las letras e instrumentación de las canciones

El material inicia con Set Flame to the Night el cual es un instrumental cuyo título se extrae del primer verso de la letra del tema “The World Is Yours” que dice “Rise into the light and fade to the night”. La guitarra y la batería en solitario se complementan con sonidos de fondo con sirenas y lo que parece un momento de caos.
The Race” una de las últimas canciones en las que trabajaron según Michael. En opinión de Alissa es controversial en lo político porque refleja su opinión respecto a las condiciones en las que se encuentra el mundo en la actualidad mientras que Amott se enfocó en proporcionarle el sonido clásico y plenamente identificable como propio del grupo. La letra establece como la intolerancia y las pugnas entre nosotros no nos permiten avanzar y la falta de criterio de la gente promueve este comportamiento. La agilidad y potencia de los riffs de Amott en la guitarra complementan la fuerza de las vocalizaciones guturales de Alissa generando un rápido frenesí sonoro.

Blood In The Water” fue compuesta a partir de un riff que se le ocurrió a Amott. La letra establece como la venganza y el aspecto obsesivo compulsivo de la ambición y la soberbia ciegan a la gente al descartar los ideales e invertir los aspectos positivos convirtiéndolos en negativos. Los acordes que se conectan entre la guitarra rítmica y la líder reflejan las influencias de metal progresivo de Loomis.

El primer sencillo titulado "The World Is Yours" cuyo video promocional fue dirigido por Patric Ullaeus salió a la venta el 14 de julio. Fue compuesta por Amott durante una de las giras del conjunto. La letra es una crítica a la apatía que hace que la mediocridad se vuelva el parámetro para determinar el estado de las cosas en la actualidad e incluso brinda claves sobre cómo se sale de esa zona de confort. El sonido tiene influencias de Iron Maiden.


El segundo sencillo denominado “The Eagle Flies Alone” cuyo video promocional también fue dirigido por Patric Ullaeus salió a la venta el 25 de agosto. La letra se enfoca en la ideología escandinava individualista de Suecia y también menciona aspectos del nihilismo de Nietzsche donde se acepta ese aspecto del ser humano. Establece el rechazo y destrucción a los valores previamente establecidos y busca crear nuevos evocando las facetas tanto pasiva como activa del nihilismo. La melodía en su sonido inspira nostalgia y poder en cada acorde.


Por primera vez en la historia del conjunto se usan vocalizaciones limpias por parte de White Gluz para hacer una balada en una producción de estudio a través de la canción “Reasons To Believe”. La letra motiva al escucha a pelear sin que importe lo que otros piensen o digan o incluso cuantas malas experiencias se ha tenido en el pasado. Se estructuró como una balada pero su instrumentación le brinda el poder para ser una power ballad. En el estilo de las vocalizaciones Alissa aparentemente toma prestado el estilo de Lizzy Hale de Halestorm.

Murder Scene” en su letra establece la aniquilación de un vínculo especial entre dos personas al ver aquello que era sagrado convertirse en una escena del crimen. En el aspecto sonoro es intensa y brutal en sus riffs en el sonido rítmico mientras que mantiene intacto el aspecto melódico de la guitarra líder.

First Day In Hell” fue escrita por Alissa basada en las experiencias personales durante la infancia de miembros de su familia. La letra expresa como la existencia en dolor se convierte en una condena en la cual solo se sobrevive. Los intervalos de agilidad y desaceleración se complementan armoniosamente en forma maravillosa.

“Saturnine” es una continuación de la anterior al tomar su título de la letra del anterior corte, pero solo es un instrumental.

“Dreams Of Retribution” se basa en un sueño de Michael donde nadie le creía que estaba sano y lo retenían en un manicomio. La letra narra la experiencia de una persona desolada guiada por su deseo de venganza contra la persona que lo internó en el manicomio lo cual lo mantiene vivo con el único objetivo de que lo escuchen para que demuestre su cordura. El sonido en este corte en particular exacerba las influencias de metal progresivo por la cantidad de cambios que se producen en los acordes de las guitarras y sus progresiones.

My Shadow And I” fue escrita por Alissa mientras estaba enojada al plantear una confrontación entre dos personas mientras uno habla consigo mismo al evocar una sombra oscura que nos acompaña, aunque nacemos y morimos solos y la confrontamos cuando manifestamos nuestra luz interna constantemente. La letra invoca una batalla entre dos personas y resulta ser una batalla de una sola persona contra sí misma que reflexiona sobre sus acciones, sus errores y aciertos. Los riffs duros complementan la temática en forma épica.

“A Fight I Must Win” es la conclusion para la obra donde reconoce el interlocutor lo bueno y malo de su persona y establece el contexto de la batalla que debe de ganar al enfrentar a su demonio interior para instaurar el orden y equilibrio en su ser. Aquí el sonido melódico de la guitarra ayuda a entender fluidamente la letra.


Conclusiones

En el compilado la temática y sus ramificaciones están muy bien armados. La fórmula sonora y las letras se complementan muy bien por el impacto de los solos y los aspectos experimentales que exponen y es posiblemente mejor que la obra predecesora y muchas de la discografía del conjunto. Las habilidades de Alissa lucen como debe ser por su profesionalismo, variedad y técnica que pocas mujeres pueden presumir en el género musical. Se lo recomiendo a quien guste del metal pesado y pueda apreciar la estética grotesca que implica escuchar a una mujer gruñir guturalmente como una bestia mientras aporta un mensaje poderoso en tu mente.

Una publicación compartida de Alissa White-Gluz (@alissawhitegluz) el
Previous
Next Post »