Review - Mr. Big en México 2017


Sábado 02 de septiembre.
8:00 pm

Llegué a Sala Corona en la Ciudad de México en punto para registrar la acreditación de prensa, recibo entrada, brazalete y gafete que me autoriza el pronto acceso y portación de cámara reflex.
La marquesina anunciaba a la banda y la emoción comenzaba a correr.
La fila para la entrada de admisión general ya daba vuelta a la calle y, en contra de los rumores de poca afluencia, se veía que estaría lleno.



Saludo a algunos cuates que me encontré en la entrada, por aquí Iss Rock (todo un caza-autógrafos profesional), por allá Allan Velázquez, de aquel lado Ars Osso, por este Jorge Fai y allá va Luis Mariano.

Luego llegó la hora de entrar. Primero le dieron el paso a los de boleto VIP que iban a estar en el primer piso con mesita, vista panorámica y meseros, luego los de prensa que nos fuimos hasta adelante y luego la entrada general.
El lugar poco a poco se iba llenando, y para cuando dieron las 9:30 pm se veía que era un show totalmente sold out.



La gente impaciente aplaude, chifla y corea el nombre de la banda.
Los de California salen uno a uno para dar las primeras notas de Daddy, Brother, Lover, Little Boy y el lugar estalla en gritos, brincos y ovaciones.
Después vinieron trancazos fuertes.  Todavía no nos recuperábamos de esa rolota cuando llegaron American Beauty, Undertow y Alive and Kickin'.  ¿Qué más podíamos pedir para iniciar el show?
De hecho ésta última fue de antología, pues Billy Sheehan dijo "algo está faltando aquí" y aparece en escena Pat Torpey recibiendo una enorme respuesta del público. Pat se instaló en las percusiones junto a Matt Starr y reventaron el lugar.

Para la quinta rola sabíamos que el setlist sería épico porque llegó Temperamental donde sin duda alguna cada uno de los presentes pudieron ver la calidad de músicos que son los que tienen enfrente.



Tal vez algunos lo notaron y otros no, pero a mi parecer, sentí que Eric Martin traía un poco cansada la voz, pues a pesar de la gran potencia y rango que lo caracteriza hubo momentos en los que bajaba el tono o evitaba ciertos falsetes y aún así dio todo lo que traía y canciones como Just take my heart tenían que quedar perfectas y no nos defraudó ni un segundo.
Justamente aquí Matt le cedió el lugar a Torpey y el baterista original hizo de este show algo que nadie olvidará.

Y llegó el momento de Take Cover, la única canción del disco Hey Man que interpretaron en la noche y abrieron paso a Green-Tinted Sixties Mind del legendario Lean into it.

Luego Eric dijo que está muy emocionado de estar por primera vez todos juntos como banda en México (cada uno ha venido por separado en diferentes ocasiones) y que no iban a desperdiciar la oportunidad de tocar algo de su nuevo album, así que vino Everybody Needs a Little Trouble y sorprendentemente casi todos los presentes la corearon junto a la banda.



Una vez terminada Price You Gotta Pay, llegó el momento especial de Paul Gilbert que se aventó un gran solo de guitarra mostrando por qué es una gran leyenda y fue parte del G3 junto a Joe Satriani y John Petrucci en 2007.
De ahí se desprendieron con Take a Walk y el super hit Wild World de Cat Stevens en donde Eric se colgó la guitarra, pero parecía que había algún problema técnico y prefirió dejarla y sólo cantar.

Después vinieron Rock & Roll Over y Around the World, que sería la última del What if... de la noche, para después darle su momento estelar a Billy Sheehan.
¡Maestrazo! Pocos bajistas como él. Canción tras canción a mano limpia y sin plumillas, un solo que ya quisieran muchos acercarse y un sonido claro, brillante y limpio.  ¿A caso la banda puede tener un mejor nombre con esta clase de músicos?

Es aquí donde regresan el tiempo para tocar el que fue su primer hit y les abrió todas las puertas: Addicted to that rush. Casualmente esa rola fue la que cautivó a los del grupo Rush y se los llevaron de teloneros en 1990, siendo esa la primera gira a gran escala de Mr. Big.
Es momento de presentar a la banda y Eric presentó a uno a uno empezando por Paul Gilbert seguido por Matt Starr, Pat Torpey y Billy Sheehan para pedir a todos que canten el más grande hit: To be with you.



El concierto está por terminar y se avientan Colorado Bulldog.
Luego viene otra más del nuevo disco y Eric dijo que estaba muy contento de estar aquí y que lamenta que hayan pasado tantos años para llegar a estas tierras, pero que regresarán. Que sus días de gloria fueron en los 90s (contrario a lo que muchos creen que son un grupo de los 80s, su primer disco fue en 1989) y que esta rola es como un homenaje a esa época, es por eso que se llama 1992.

El telón está por caer y la mejor manera de hacerlo es con un fabuloso cover de The Who: Baba O'Riley.
¡Vaya destreza para interpretar un clásico de esa manera!

Se despiden, agradecen, Matt arroja una baqueta, sacan una bandera de México, toman foto al público, Billy dice que ha sido uno de los shows más escandalosos de la vida, Paul me regala su plumilla y se retiran.



Al salir, me encontré a medio mundo.
Como cuando era pequeño y salíamos de la iglesia y nos encontrábamos a la familia, vecinos, amigos y nos saludábamos en la entrada.  Así saliendo me encontré a Beto Drummerbird, Job Petricioli, Alex Uribe, Hector Servín, Ale Marín, Marlene Luna, Claudia Moreno, Lou Blazquez, etcétera, etcétera...

Danny pasó por mi y terminamos la noche con unos ricos tacos al pastor.
Necesito más noches como esta.






Un agradecimiento enorme y muy especial a Danny Samos y Ludsa Producciones por las facilidades proporcionadas para que Deimos 101 fuera parte de esto.

Previous
Next Post »