Más del caso Gibson Guitars: La última esperanza



En febrero ya les platicábamos del riesgo que corría Gibson ante un potencial anuncio de bancarrota y hace un par de semanas el tema eran los problemas financieros que Guitar Center están atravesando.

Gibson Brands Inc., el fabricante de guitarras, ha solicitado formalmente el Capítulo 11 en el Tribunal de Bancarrota de los Estados Unidos en Delaware. Es el último paso de la compañía en un intento continuo de reducir su deuda, que podría llegar a los $500 millones de dólares.

La noticia llega a través de Bloomberg, que ofrece detalles sobre el acuerdo de reestructuración: Gibson sufrirá un "cambio de control", que hará que el CEO Henry Juszkiewicz, que ha dirigido la compañía desde 1986, sea reemplazado y que los acreedores tengan capital en una nueva compañía. A cambio, los prestamistas le proporcionarán a Gibson un nuevo préstamo de $135 millones para que puedan continuar las operaciones. Esto es similar al acuerdo que ofrecieron sus titulares de notas en marzo.

También se descargarán ellos mismos de Gibson Innovations, una división de electrónica de consumo con sede en los Países Bajos que ha tenido un rendimiento inferior desde que la compraron hace cuatro años. La presentación nombra a la sucursal como la fuente principal de los problemas de la empresa. Brian J. Fox, quien fungirá como director de reestructuración, dijo que cuando Gibson Innovations perdió el seguro de crédito en el extranjero, se quedó "atrapado en un círculo vicioso en el que carecía de liquidez para comprar inventario e impulsar las ventas".



Previamente, Juszkiewicz había culpado a las tiendas de guitarras por los problemas de Gibson, diciendo que se estaban enfocando en atender a músicos profesionales mientras ignoraban a nuevos clientes. "Se trata de hacer que el cliente se sienta bienvenido", dijo, "ayudándolos con el conocimiento". Eso es lo que necesita la industria, porque no la tiene. ... Los niños están creando su propia música y sus propios videos. Tenemos que encontrar una forma de ser parte de sus vidas. Perdemos por no ser parte de sus vidas e insistimos en que se conviertan en parte de la nuestra".

Esta es la última luz de esperanza que tiene Gibson. Si no salen a flote después de esta reestructuración, la iconica marca de Les Paul verá sus cortinas cerradas y registrada como una anécdota más en el libro de la música.


Previous
Next Post »